Inicio » Sobre la raza » Características de la raza Chow Chow. ¿Cómo son los Chow Chows?

Características de la raza Chow Chow. ¿Cómo son los Chow Chows?

Características de la raza Chow Chow. ¿Cómo son los Chow Chows?

La raza de perros Chow Chow de aspecto distintivo tiene un espíritu orgulloso e independiente que algunos describen como felino. Pueden ser distantes (si estás buscando un compañero de abrazos, probablemente esta no sea la mejor raza para ti) y desconfiar de los extraños. Pero para la persona adecuada, puede ser un compañero ferozmente leal.

Aunque se trata de perros de raza pura, es posible que los encuentres al cuidado de refugios o grupos de rescate. ¡Recuerda adoptar! No compres si quieres llevar un perro a casa.

Como raza independiente, estos cachorros necesitan paciencia y consistencia, y es posible que debas hacer algunas cosas en sus términos y condiciones. Si eres un dueño primerizo, ten cuidado. Si bien estos perros pueden adaptarse a la vida en un apartamento, necesitan mucho ejercicio y no les gusta quedarse solos en casa durante muchas horas al día. Si puedes proporcionar un entrenamiento experimentado y mucha actividad física, tendrás un miembro en tu familia fiel, protector y peludo.

A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre los rasgos característicos y personalidad de la raza Chow Chow.

También te puede interesar

Tamaño y peso del Chow Chow

El Chow Chow mide de 43 a 50 centímetros hasta el hombro y pesa de 18 a 30 kilogramos.

Esperanza de vida del Chow Chow

La esperanza de vida del Chow Chow está comprendida entre los 12 y los 15 años de vida, siempre y cuando tu perro reciba todas sus vacunas, siga una dieta adecuada y realice el ejercicio necesario para llevar una vida sana y feliz.

Características principales del Chow Chow

Con sus ojos hundidos y su cabeza grande, acentuada por una gran melena parecida a la de un león, el Chow Chow (Chow para abreviar) es un perro de aspecto impresionante. Su apariencia puede hacerte pensar que es malo o que tiene mal genio, pero un Chow bien educado no es agresivo.

En cambio, se dice que el Chow combina la nobleza de un león, la gracia de un panda, el atractivo de un osito de peluche, la gracia y la independencia de un gato y la lealtad y devoción de un perro. También es digno y distante, como corresponde a una raza que alguna vez se mantuvo en perreras imperiales chinas.

No le gusta mucho que lo abracen o lo molesten, pero será un compañero tranquilo y atento de su persona favorita, y su lealtad se extiende a otros miembros de la familia. Si se crió con niños, los aceptará de buena gana, pero no es el tipo de perro que tolera el abuso, por lo que es mejor para hogares con niños mayores que saben cómo tratar a los perros.

Si tiene muchos encuentros positivos con extraños durante su etapa de cachorro, tratará a los extraños con ecuanimidad. Sin embargo, esta es una raza altamente territorial y protectora, que dará una advertencia clara a cualquiera que se acerque sin la bienvenida de su dueño.

La característica física más memorable de la raza Chow Chow puede ser su lengua azul negruzca. Según la leyenda china, la lengua adquirió su tono azul en el momento de la creación, cuando un Chow lamió gotas azules mientras se pintaba el cielo. También destaca por sus patas traseras casi rectas, que le dan un paso rígido, entrecortado o forzado. No es rápido, por lo que no es la mejor opción para correr, pero tiene una resistencia excelente y puede ser un buen compañero para caminar.

Cuando se trata de entrenamiento, una corrección verbal suele ser todo lo que se requiere para enderezar al Chow Chow. Ningún perro debería ser golpeado nunca, pero es especialmente contraproducente con esta raza. El Chow ferozmente orgulloso e independiente nunca responderá al abuso físico. Pero gánate su respeto con firme consistencia y no tendrás ningún problema en entrenarlo. Si admiras la apariencia única y el espíritu independiente del Chow Chow, tendrás un compañero ferozmente leal que será un verdadero tesoro en tu hogar.

  • Los Chow Chow son muy independientes y distantes, y necesitan un dueño que aprecie esos rasgos pero que no permita que el perro se haga cargo de la situación.
  • Los chows deben estar bien socializados, presentados ante nuevas personas, perros y situaciones a partir de la temprana etapa de cachorro, para garantizar que estén seguros y relajados como adultos.
  • Los Chow Chow pueden vincularse con una sola persona o con su familia. Sospechan de los extraños.
  • Los chows deben cepillarse dos o tres veces por semana para mantener su pelaje en buenas condiciones.
  • Los chows pueden vivir en apartamentos siempre que hagan ejercicio a diario.
  • Para tener un perro sano, nunca compres un cachorro de una tienda de mascotas o un criador que no proporcione autorizaciones o garantías de salud. Busca un criador de renombre que pruebe a sus perros reproductores para asegurarte de que estén libres de enfermedades genéticas que puedan transmitirse a los cachorros y que se reproduzca para tener un temperamento sano.

Historia

Los expertos han especulado durante mucho tiempo que el Chow Chow es una de las razas de perros más antiguas, y las pruebas genéticas han demostrado que eso es cierto. Se cree que esta raza tan antigua se originó en Mongolia y el norte de China, moviéndose lentamente hacia el sur con las tribus nómadas de Mongolia.

Las primeras representaciones de perros que se asemejan al Chow Chow aparecen en cerámica y pinturas de la dinastía Han (206 a. C. a 22 d. C.). Se decía que un emperador chino tenía 2.500 parejas de Chows como perros de caza. Además de la caza, los perros se utilizaron para proteger las posesiones de sus dueños. En el lado negativo, su piel se usaba para hacer abrigos y su carne se consideraba un manjar.

En China, la raza tenía varios nombres: perro de lengua negra (hei shi-tou), perro lobo (lang gou), perro oso (xiang gou) y perro de Cantón (Guangdong gou). Como se convirtió en el Chow Chow es una historia interesante.

Los comerciantes británicos a finales del siglo XVIII incluyeron algunos de los perros con aspecto de oso en su cargamento. Los artículos diversos, incluidos los perros, se denominaban «chow chow» y el nombre se relacionaba a la raza.

En 1781, el naturalista Gilbert White describió al Chow en un libro británico titulado Historia natural y antigüedades de Selbourne. Sus vecinos habían traído a casa un par de Chow Chows de Cantón, y los incluyó en sus observaciones de la vida en el campo. Los aficionados dicen que la raza ha cambiado poco desde que White escribió sobre ellos hace más de 200 años.

Sin embargo, no fue hasta un siglo después cuando se importaron Chow Chows de forma regular. La reina Victoria, que amaba a los perros, se interesó por la raza, lo que aumentó su popularidad. Un club sobre la raza Chow Chow se formó en Inglaterra en 1895.

El primer Chow Chow en aparecer en una exposición canina estadounidense se llamó Takya, quien ocupó el tercer lugar en la Clase Miscelánea en la exposición Westminster Kennel Club en 1890. El American Kennel Club (AKC) reconoció la raza en 1903, y el primer Chow registrado en el AKC se llamaba Yen How.

Los Chow Chow estaban de moda entre los ricos y famosos durante la década de 1920. Incluso llegaron a la Casa Blanca, donde el presidente Calvin Coolidge y su esposa tenían a Timmy, un chow rojo, y Blackberry, un chow negro. El analista Sigmund Freud también era fanático del Chow Chow, y su hija Anna tenía y criaba a estos perros.

Hoy en día, los Chow Chows ocupan el puesto 64 en popularidad entre las 155 razas y variedades reconocidas por el AKC.

Personalidad del Chow Chow

Algunos comparan la disposición del Chow Chow con la de un gato: distante, reservado, independiente, digno, inteligente y terco.

A pesar de su ceño fruncido, un buen Chow nunca debe ser agresivo o tímido. Los chows tienden a ocuparse de sus propios asuntos y, por lo general, no generan problemas. Jugarán con su gente, pero los extraños no les interesan a menos que se acerquen a la casa del Chow sin la invitación de su dueño, en cuyo caso desafiará al intruso. Sin embargo, dejará que los extraños lo toquen si lo presenta uno de sus dueños.

Un Chow Chow debe ser ampliamente socializado, presentado a nuevas personas, perros y situaciones, cuando aún es cachorro, para así tener a un perro adulto seguro y relajado.

Salud

Los Chow Chows son generalmente saludables, pero como todas las razas, pueden tener ciertas condiciones de salud. No todos los Chows padecerán alguna o todas estas enfermedades, pero es importante tenerlas en cuenta si estás considerando esta raza.

Si quieres comprar un cachorro, busca un buen criador que te muestre las autorizaciones de salud de los padres de tu cachorro. Las autorizaciones sanitarias prueban que un perro ha sido sometido a pruebas y ha sido sanado de una condición particular.

Debido a que algunos problemas de salud no aparecen hasta que un perro alcanza la madurez completa, las autorizaciones sanitarias no se emiten a los perros menores de 2 años. Busca un criador que no críe a sus perros hasta que tengan dos o tres años.

Cuidados

Los chows pueden adaptarse a una variedad de hogares, desde palacios hasta apartamentos. Pero siempre deben vivir en el interior con su gente, no encerrados en un patio trasero o una perrera. No toleran bien el calor, así que mantenlos adentro cuando el clima sea sofocante.

Como cualquier perro, un Chow Chow adulto necesita ejercicio diario para mantenerse sano y feliz, pero no mucho; estará satisfecho con un par de caminatas de 15 minutos al día o una caminata más larga.

Un Chow Chow es una perro hogareño que no es propenso a deambular, pero aun así querrás una cerca segura si tienes un patio; lo protegerá del tráfico y evitará que extraños se le acerquen cuando tu no estés presente para supervisarlo.

Los chows se entrenan fácilmente en casa, pero se recomienda encarecidamente el entrenamiento con jaulas. Las jaulas facilitan el entrenamiento en casa y evitan que tu Chow muerda cosas mientras estás fuera. Sin embargo, la jaula es una herramienta, no una cárcel, así que no dejes a tu Chow Chow encerrado en ella durante períodos prolongados. El mejor lugar para un Chow Chow es junto a ti.

Los chows son más que capaces de aprender cualquier cosa que puedas enseñarle, y una corrección verbal suele ser todo lo que se requiere para hacerlos entender. Ningún perro debería ser golpeado nunca, pero es especialmente contraproducente con esta raza. El Chow ferozmente orgulloso e independiente nunca responderá al abuso físico. Gánate su respeto en la etapa de cachorro con firme consistencia y no tendrás ningún problema en entrenarlo. Pero si dejas que el lindo cachorro se salga con la suya todo el tiempo y luego intentas entrenarlo, seguramente te encontrarás con problemas.

Alimentación

Cantidad diaria recomendada: 2 a 2 3/4 tazas de un pienso para perros de alta calidad al día, dividido en dos comidas.

La cantidad que come tu perro adulto depende de su tamaño, edad, constitución, metabolismo y nivel de actividad. Los perros son individuos, al igual que las personas, y no todos necesitan la misma cantidad de comida. Casi no hace falta decir que un perro muy activo necesitará más comida que un perro sedentario. La calidad de la comida para perros que compra también marcará la diferencia: cuanto mejor sea la comida para perros, más se destinará a la nutrición de tu perro.

Mantén a tu Chow Chow en buena forma midiendo su comida y alimentándolo dos veces al día en lugar de dejar comida afuera todo el tiempo. Si no estás seguro de si tiene sobrepeso, hazle la prueba de la vista y la prueba práctica. Primero, míralo. Deberías poder ver su cintura. Luego coloca tus manos en su espalda, los pulgares a lo largo de la columna, con los dedos extendidos hacia abajo. Deberías poder sentir pero no ver sus costillas sin tener que presionar con fuerza. Si no puedes, tu perro necesita menos comida y más ejercicio.

Para obtener más información sobre cómo alimentar a tu Chow, consulta nuestras pautas para comprar la comida adecuada, alimentar a tu cachorro y alimentar a tu perro adulto.

Color y cuidado del pelaje de tu Chow Chow

Los chows pueden tener dos tipos de pelaje, áspero y liso. El pelaje áspero, que es lo que la mayoría de gente está acostumbrada a ver, es grueso y abundante, y se separa del cuerpo. Debajo de esa capa externa se encuentra una capa interna suave, gruesa y lanuda. El pelo es más grueso alrededor de la cabeza y el cuello, formando una melena. La cola, que se encuentra sobre la espalda, también tiene un pelaje espeso.

El Chow Chow de pelo liso tiene un pelaje exterior duro, denso y liso sin flecos (pelo más largo en las orejas, las patas, la cola o el cuerpo).

En ambos tipos, el pelaje viene en cinco colores: rojo (que puede variar de dorado claro a caoba oscuro), negro, azul, canela y crema. Estos colores pueden ser sólidos o sólidos con matices más claros en el cuello y la cola.

Si vas a comprar un cachorro, no te dejes engañar por pagar más por los llamados colores raros o exóticos. Algunos criadores describen los colores de sus perros como champán, plateado, o chocolate, pero estos son solo nombres elegantes para los colores regulares. No es necesario pagar un extra por ellos, y los criadores de renombre no intentarán cobrarte esto.

Cepilla a tu Chow Chow tres veces por semana para mantener el pelaje en buenas condiciones y evitar que el cabello suelto caiga sobre tu ropa y muebles. Los Chow Chows mudan mucho de pelo y el pelaje requiere atención adicional en ese momento de la temporada. No tienen olor a perro si el pelaje se cepilla con frecuencia.

Para cepillarlo, necesitarás un peine de acero inoxidable con dientes medio gruesos; un cepillo más pulido de tamaño mediano para las patas; un cepillo de alfiler mediano para el pelaje más largo; y una botella con atomizador de acondicionador de pelaje diluido para rociar el pelaje mientras se cepilla. Nunca cepilles una capa seca o el cabello se romperá. Cepilla todo el pelaje hasta la piel o es probable que no quites los enredos.

Probablemente quieras bañar a tu Chow al menos una vez al mes, con más frecuencia si juega al aire libre con frecuencia y se ensucia.

Otras necesidades de aseo incluyen la higiene dental y el cuidado de las uñas. Cepilla los dientes de tu Chow al menos dos o tres veces por semana para eliminar la acumulación de sarro y bacterias. Diariamente es mejor. Córtale las uñas según sea necesario, tal vez una o dos veces al mes. Si puedes escuchar las uñas haciendo clic en el piso, significa que estarán demasiado largas. Las uñas cortas mantienen las patas en buen estado y previenen desgarros sangrientos y dolorosos.

Empieza a preparar a tu Chow cuando sea un cachorro para que se acostumbre. Manipula sus patas con frecuencia (los perros son sensibles con las patas) y mira dentro de su boca y orejas. Haz de la preparación una experiencia positiva llena de elogios y recompensas, y sentarás las bases para exámenes veterinarios fáciles y otros manejos cuando sea adulto.

Comportamiento del Chow Chow con niños y otras mascotas

Cuando se crían con niños, los Chow Chows pueden ser buenos con ellos, pero no son perros rudos o revoltosos que tolerarán mucho abuso por parte de un niño pequeño. A los chows les va mejor en familias con niños mayores que entienden cómo tratar a un perro.

Como con cualquier perro, siempre enséñale a los niños cómo acercarse y tocar a tu Chow, y supervisa todas las interacciones entre perros y niños pequeños para evitar que cualquiera de las partes muerda o tire de las orejas.

Los chows que están bien entrenados y socializados pueden llevarse bien con otros perros y gatos, especialmente si se los presentan cuando son cachorros. Sin embargo, les va mejor con perros del sexo opuesto; pueden pelear con perros del mismo sexo.

1 comentario en «Características de la raza Chow Chow. ¿Cómo son los Chow Chows?»

Deja un comentario